google-site-verification=maty8pT8KS7OpN5-D8MkCWdwVeuKDG16HwUb9VVtqSw

Si cada día cae dentro de cada noche,
existe un pozo donde la claridad está aprisionada.
Necesitamos sentarnos en el borde del pozo de la oscuridad
y pescar la luz caída con paciencia.